La trascendencia del arte clásico y medioevo

El arte es una forma de expresión y comunicación de los sentimientos y las experiencias de los artistas. Este ha sido utilizado desde el periodo de las cavernas como medio para  revelar aspectos sociales y también de registro, tanto de las emociones y culturas como del desarrollo de una civilización, sus creencias y lo que consideraban belleza. 

La belleza se ha manifestado de maneras variadas a lo largo de los años y van ligadas con la cultura, la época y el individuo que realiza la pieza. Hoy en día podemos apreciar esas obras, que conservan los ideales y vivencias de estos pueblos y entenderlos, gracias al estudio del tipo de expresión artística que realizaban y cuáles eran los símbolos mediante los cuales plasmaron arte. En la actualidad entendemos esto con la ayuda de la historia.

Uno de los tipos de arte más conocidos e imitados, sin importar el paso del tiempo, es el clásico que destaca por tener dos corrientes culturales, la griega y la romana, a pesar de ser similares en varios aspectos mantenían distintas formas de creación. El arte griego se desarrolló en la Isla de Creta entre el II y III milenio a.C y se asocia a la naturaleza y religiosidad cretense. Una de sus estructuras arquitectónicas más conocidas fueron las ciudades amuralladas Micenas, Tirinto, Orcómenos y Filos. 

Esta civilización desarrolló un nuevo concepto de arte de sentido humanista  era el reflejo de la vida social del hombre concibiendo dimensiones humanas. Se originaba en la filosofía y la ciencia, también se desarrollaron los cánones, dimensiones estándar o normalizadas que reflejaban el tipo de belleza que idealizaban. Trabajaban sus estructuras y edificaciones con la percepcion áurea; una forma de lograr la “perfección” visual y matemática trabajando con el equilibrio, el orden y la simetría de los objetos.

Por otro lado, el arte romano se ve influenciado por la civilización etrusca y la griega. Sin embargo este tiene un  sentido práctico y utilitario, donde la perfección va de la mano con la solidez y sentido ornamental. Este tipo de arte destaca por su inclinación al urbanismo el cual se hace presente en la arquitectura, donde podemos encontrar los arcos, coliseos y acueductos. Los romanos utilizaron en sus obras los mosaicos, Vidrio fundido con óxidos de metal para representar personas o momentos.

El impacto que tuvo el arte clásico en la sociedad fue muy grande, ya que a partir de este periodo se forma la base de la cultura europea, una sociedad interesada en la perfección de la forma, la representación del intelecto humano y la construcción de ciudades imponentes que siguen sorprendiendo hoy en día con su técnica y maravilloso ingenio, cambiando la manera de representar el ser humano en sí y su entorno. Gracias a este estilo hoy en día tenemos más conocimiento acerca del vidrio, la pintura, los colores y la simetría de los objetos, la cual se sigue aplicando en la actualidad. 

Por otro lado, tenemos el arte del Medioevo, o arte medieval que incluye el paleocristiano, bizantino e islámico. Este se desarrolla en la edad media, entre los siglos IV al XI cuando el imperio romano entra en decadencia, así que la Iglesia se mantiene como única fuente cultural e intenta preservar  el legado artístico de roma, lo que lleva al aumento de la construcción de iglesias por toda Europa y grandes monasterios, también influye el auge cultural, económico y social que experimenta el pueblo árabe.

En el arte paleocristiano se puede observar la decadencia de la cultura clásica por las invasiones y cruzadas,  lo que produce la existencia de pocos artistas e intelectuales, ocurren  destrozos de centros culturales y comienza una época muy rudimentaria, con poca innovación y que trabajaba con características elitistas. Se representaba por medio de figuras planas carentes de fondo, que transmitían una realidad espiritual con un lenguaje accesible para los seguidores, para que lo pudieran interpretar en las catacumbas y basílicas escondidas. Este periodo estaba cargado de simbolismo y sencillez iconográfica. 

En el arte bizantino, se retoma el uso del mosaico pero en esta ocasión con incrustaciones de oro, plata y piedras preciosas. Sus representaciones son figuras casi inexpresivas, estas obras cuentan con gran luminosidad y es regido por un tema teológico, expresando sobrenaturalidad. Por su parte, la cultura islámica empezó a desarrollarse más y a difundir una nueva religión, predicada por Mahoma. 

En este estilo no se puede representar el Dios único en el que creen los musulmanes. Es iconoclasta. La ornamentación geométrica siguió el trabajo de los matemáticos árabes, los más notables del mundo medieval.

 Es un arte que emplea efectos de luz, contrastes de color para conseguir sensaciones. Decoraban sus templos con formas simples pero con un alto grado de complejidad en su  caligráfica, vegetal, geométrica, arabesco y escasamente figurativa, utilizaban objetos esencialmente utilitarios. 

El arte medieval brindó al mundo artístico una visión más espiritual y religiosa en la cual la sociedad se relacionaba con pinturas y esculturas bastante frías y distantes. La influencia de las iglesias en el arte hacen de este periodo un ejemplo de control artístico muy significativos, ya que es ahí donde todavía se puede observar el estilo de este movimiento artístico. De esta época se aprendió la característica simbólica del arte y su capacidad de influenciar sentimientos con el uso de luces y formas. 

Los estilos artísticos antes mencionados han influido en la forma en la que se aprecia el arte en la actualidad y sus funciones de expresión. Hoy en día los artistas pueden utilizar las técnicas de estos estilos y  encontrar inspiración a partir de ellos, lo que se hizo por muchos años, como por ejemplo, cuando comenzó el renacimiento, según JJ Martín (1974)  en su libro historia del arte, “De Grecia se imitó el espíritu (neoplatonismo), y de Roma, las formas artísticas” pág. 7

Luego del renacimiento el arte se comenzó a apreciar más como una forma de expresión  que como una forma de transmitir un pensamiento religioso. podemos notar que  luego del clasicismo la percepción áurea se sigue utilizando en muchas estructuras por influencia de los tiempos clásicos, y tienden a predominar los planos centrales. Logramos observar que en la arquitectura hay edificaciones que han imitado los estilos de la edad media, siendo el preferido el gótico, aunque también podemos apreciar, a menor escala, la influencia del románico y el bizantino. 

La trascendencia es una de las características del arte más llamativas, es la cualidad  de hacer sentir sus efectos o tener consecuencias en un lugar o medio distinto de aquel en que se produce. Estas obras se mantienen vigentes y las podemos visualizar, estudiar y a partir de ellas entender esos  momentos históricos. De igual manera se puede simplemente tomar inspiración en su forma de creación para elaborar nuevas piezas de arte, como hacen los artistas más recientes. Se dice que el arte imita a estilos anteriores o rompe los paradigmas establecidos por la sociedad, pero de cualquiera de las dos formas el arte se mantiene y perdura. 

Fuentes Consultadas

         Presentación de la clase de Historia del arte. clases 2 y 3 

Hayman, D (1961) El arte como elemento de vida.  

     París. El correo de la  Unesco. capítulo 1. Página 5 

Martín González, JJ (1974)  Historia del Arte. Madrid. Editorial Gredos, S.A

Que es el/la (2019). Arte clásico  [Foto en un blog]. Recuperado de: https://queesela.net/arte-clasico/

Foto Nostra (2019). La sección Áurea  [Foto en un blog]. Recuperado de: https://www.fotonostra.com/grafico/reglaaurea.htm

Enciclopedista (2019). El arte romano [Foto en un blog]. Recuperado de: http://www.escuelapedia.com/blog/el-arte-romano/

España es cultura (2019). Museo Nacional de arte romano  [Foto en un blog]. Recuperado de: http://www.xn--espaaescultura-tnb.es/es/museos/badajoz/museo_nacional_de_arte_romano_de_merida.html

Invernizzi arte (2017). Historia del arte: Arte paleocristiano y Bizantino  [Foto en un blog]. Recuperado de: http://invernizziarte.blogspot.com/2017/08/arte-paleocristiano-y-bizantino.html

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s