La psicología del color

Al observar lo que nos rodea podemos fácilmente identificar colores y tonalidades que caracterizan objetos. Pero ¿Qué es el color? Es una percepción particular de los objetos que se produce por la luz, Isaac Newton lo define como  “una sensación que se produce en respuesta a una estimulación nerviosa del ojo” por ello se dice que el color, como tal, no existe. Sin embargo, esta percepción causa de alguna forma una reacción que es visible en la conducta de las personas, y es trabajo de la psicología del color estudiar estos efectos.

Los colores son principalmente sensaciones que producen reacciones emocionales fuertes en cada persona y por mucho tiempo varias áreas de estudio se han enfocado en explicar el simbolismo e influencia de estas sensaciones. Gracias a esta cantidad de investigaciones se puede tener una conclusión de las respuestas emocionales a colores. La escuela de arte Disseny de vic explica en un artículo que “El color es capaz de estimular o deprimir, puede crear alegría o tristeza. Así mismo, determinados colores despiertan actitudes activas o por el contrario pasivas. Con colores se favorecen sensaciones térmicas de frío o de calor, y también podemos tener impresiones de orden o desorden” 

Sin embargo, la psicología del color es una área de estudio relativamente nueva y que tiene su orientación hacia la medicina alternativa. Durante toda la historia del ser humano, la relación con el color ha estado presente ya que este facilitaba la clasificación de las cosas, como plantas, químicos, materiales, entre otros. Y existieron personalidades que se interesaron  por analizar las propiedades y clasificar los colores, como por ejemplo Aristóteles, quien utilizó la relación de los colores con la naturaleza para dividirlo; Leonardo Da Vinci e Isaac Newton. 

Los principales precursores de esta ciencia fueron Johann Wolfgang von Goethe y Eva Heller. El primer personaje desarrolló una teoría del color. Según Calvo, Goethe estudió este fenómeno “primero como problema pictórico, luego como fenómeno físico y químico y, finalmente, como fenómeno fisiológico” (p 96). Su principal forma de investigación era la observación exhaustiva de lo que lo rodeaba y estaba orientado más que todo al fenómeno cromático pero de una forma menos matemática a como se había desarrollado anteriormente. 

Eva Heller también estudió el color y partiendo de las conclusiones de Goethe publicó un libro llamado “La psicología del color” donde explica el efecto de cada color en el comportamiento y pensamiento de las personas “Los resultados del estudio muestran que los colores y sentimientos no se combinan de manera accidental, que sus asociaciones no son cuestiones de gusto, sino experiencias universales profundamente enraizadas desde la infancia en nuestro lenguaje y nuestro pensamiento” (p.17, 2004)

Otra importante figura fue Ewald Hering quien realizó un hipótesis que planteaba que los colores son percibidos al ser agrupados con sus colores opuestos y para ello utilizaba los colores primarios, el verde, el negro y el blanco, en la actualidad este estudio se cosidera correcto. Igual que la comparación de opuestos propuesta por Hering a los colores se les han atribuido sentimientos que se contradicen, por ejemplo, el amarillo puede representar optimismo, celos, diversión y arrogancia, otro caso es el rojo que puede representar amor, vida, agresividad o enojo 

Otros colores tienen significados dentro de la psicología menos contradictorios como el azul que puede significar sabiduría, calma, y verdad; el blanco que se relaciona mayormente con la paz; el verde con la naturaleza, la salud y el progreso, y  por último el morado con el misticismo y la realeza. Estos significados de los colores están representados en gráficos de colores o de degradación de colores que utilizan la división de colores propuesta por Aristoteles para explicar de esa forma las emociones y su relación con el color. 

En el diseño es importante que los consumidores se sientan atraídos por el objeto, por eso el color es tan importante, con el color el diseñador puede hacer sentir al comprador eso que necesita que sienta para atraparlo. Por ello al diseñar debe tomar en cuenta, Según Moreno, que “El color, como cualquier otra técnica, tiene también la suya y está sometido a ciertas leyes, que conociendolas será posible dominar el arte de la armonización, conocer los medios útiles que sirven para evitar la monotonía en una combinación cromática, estimular la facultad de gusto selectivo y afirmar la sensibilidad” (p. 2) 

Fuentes bibliográficas 

Heller, E (2004) La psicología del color Barcelona, España. Editorial Gili, SL. 

Ecola d’art I superior de disseny de vic,  Psicología del color.  

Revista Digital para profesionales de la enseñanza (2010) Aspectos psicológicos del color Federación de enseñanza, Andalucía. 

Moreno, V .La psicología del color y la forma.  Universidad de Londres, Tesis de Diseño Gráfico.

Calvo, I.  CUATRO APROXIMACIONES A LA TEORÍA de los colores de Johann Wolfgang von Goethe.  Revista Diseña Dossier. (Pág 94 – 101)

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s