Reflexión de “Apolo o de la literatura”

El ensayo de Alfonso Reyes explica la forma que tiene de expresarse la literatura en su complejidad y belleza. El escritor comienza explicando cómo las obras literarias están conformadas por dos elementos vitales: La forma y la ficción. La primera es la realidad, experiencias del mundo que nutren la historia, tomándola casi como materia prima o molde para las ideas, y luego se agrega la ficción; una nueva visión de esa realidad que puede no ser probable, esta intención literaria es la que permite que la historia tenga un significado y que el lector se desentienda de la realidad que lo rodea. 

La literatura comunica a dos personas en diferentes procesos, al escritor de la obra quien durante su trabajo mantiene presente las intenciones, la gramática, la fonética y la estilística; y al lector quien mantiene una relación particular con el personaje debido a su propia psicología, por ello se considera a los personajes eternos. 

Durante el ensayo se mencionan las diferencias de los estilos de la literatura: El drama, la representación de las acciones de los personajes; la novela, la representación de esas acciones pero que no está realmente presente en un escenario y la lírica, la expresión más pura de los sentimientos, que utiliza la interjección y la exclamación. Estas funciones tienen también su propia forma estética: la prosa que está más presente en la novela y el verso que se encuentra más en la lírica o la poesía. 

Alfonso Reyes, menciona la importancia del saber leer, que es más que es solo pasar la vista por las letras, es un proceso mucho más profundo que él explica en cinco pasos: El primero es comprender verdaderamente lo que se está leyendo y la intención con la que está escrito, luego ser consciente de las reacciones auditivas de lo que leemos, como escuchar la voz de los personajes en nuestra mente, comprendiendo el ritmo y la entonación de las palabras; junto con esto se visualiza la escena en nuestra mente. Como cuarto paso el escritor menciona la propia memoria del lector, que relaciona lo que lee con su propia vida y por último el grado de sentimentalidad del lector que puede o no estar ligado con el que quiere dar a transmitir el escritor.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s